En 1988, con la incorporación de Paloma, una de las hijas de Rafael Báez, en las tareas de gerencia y producción, se constituyó la empresa familiar Queserías del Tiétar, S.L.
En la actualidad, María Jesús y Paloma comparten la gerencia de la empresa que cuenta ya con un creciente posicionamiento en el mercado nacional e internacional.
Dos años después, con el asesoramiento de los maestros Enric Canut y Ramón Badía, comenzó a elaborar las otras tres variedades que hoy completan la gama de la quesería:
el queso fresco “Cabra del Tiétar®”, la pasta de queso a las finas hierbas
y el exquisito “Monte Enebro®”, apreciado y galardonado dentro y fuera de nuestras fronteras.


La Quesería La historia de Queserías del Tiétar está ligada al esfuerzo y al espíritu emprendedor de un hombre, Rafael Báez Bravo-Murillo, un enamorado del Valle del Tiétar con residencia en Madrid, quien a punto de jubilarse pensó crear en este bello entorno geográfico una empresa ligada a la actividad agroalimentaria.

Gracias al conocimiento de esta zona, a su riqueza natural y a la tradición quesera en Castilla y León, con pocas ayudas institucionales pero con el asesoramiento de buenos profesionales, en 1983 inició la fabricación del queso “Cabra del Tiétar®”, utilizando como materia prima los 80 litros de leche que le suministraban a diario los dos cabreros que había en La Adrada.

En 1988, con la incorporación de Paloma, una de las hijas de Rafael Báez, en las tareas de gerencia y producción, se constituyó la empresa familiar Queserías del Tiétar, S.L.
En la actualidad, María Jesús y Paloma comparten la gerencia de la empresa que cuenta ya con un creciente posicionamiento en el mercado nacional e internacional.
Dos años después, con el asesoramiento de los maestros Enric Canut y Ramón Badía,
comenzó a elaborar las otras tres variedades que hoy completan la gama de la quesería:
el queso fresco “Cabra del Tiétar®”, la pasta de queso a las finas hierbas
y el exquisito “Monte Enebro®”, apreciado y galardonado dentro y fuera de nuestras fronteras.


La Quesería La historia de Queserías del Tiétar está ligada al esfuerzo y al espíritu emprendedor de un hombre, Rafael Báez Bravo-Murillo, un enamorado del Valle del Tiétar con residencia en Madrid, quien a punto de jubilarse pensó crear en este bello entorno geográfico una empresa ligada a la actividad agroalimentaria.

Gracias al conocimiento de esta zona, a su riqueza natural y a la tradición quesera en Castilla y León, con pocas ayudas institucionales pero con el asesoramiento de buenos profesionales, en 1983 inició la fabricación del queso “Cabra del Tiétar®”, utilizando como materia prima los 80 litros de leche que le suministraban a diario los dos cabreros que había en La Adrada.

Instalaciones

Queserías del Tiétar es una empresa familiar dedicada con pasión y rigor a la elaboración artesanal de un exquisito queso de cabra.

Una materia prima de gran calidad: la leche de cabra del Valle del Tiétar, cuajo y sal. Estos ingredientes, el proceso totalmente natural y la exigencia en los controles de calidad hacen posible el queso perfecto: aroma, sabor, presencia y textura. Un bocado de placer.

La leche es sometida diariamente a un exhaustivo proceso de análisis antes de ser transformada en queso, asegurando de este modo su impecable calidad bacteriológica, una de las claves para conseguir un producto final como el que Queserías del Tiétar ofrece a sus clientes.

Ubicada entre montañas, en la ladera sur de la Sierra de Gredos, en la localidad abulense de La Adrada, la quesería –como es conocida familiarmente en todo el entorno– se ha convertido en lugar de paso obligado para todos los que disfrutan de la belleza de este paisaje, una zona de abundante vegetación y un microclima muy especial.

La Calidad

y el Proceso

“La calidad va mucho más allá de las certificaciones y de los necesarios controles sanitarios, la calidad de la materia prima y del proceso de elaboración que nosotros mismos nos exigimos son la única garantía para conseguir un buen queso”, afirma Paloma Báez.

Nuestra industria está controlada a través de inspecciones de la FDA (Food and Drug Association) (EE.UU.).

Desde Queserías del Tiétar cuidamos al máximo el control de procesos, la fabricación, la concienciación del personal y la gestión de la empresa. “Todo este trabajo está enfocado hacia la satisfacción del cliente”, añade Paloma.

Ésta es nuestra Política de Calidad

 

ifs_food_logo

Las Personas

Queserías del Tiétar comenzó su actividad hace veintisiete años con sólo dos personas.

Hoy, el equipo lo forman catorce profesionales quienes, junto a Rafael y Paloma, han aprendido las distintas habilidades necesarias para trabajar en la industria quesera siguiendo la tradición artesanal.

WordPress Image Lightbox
0
    0
    Pedido Mín 30 euros
    Tu carro está vacioVolver a la Tienda